domingo, 15 de abril de 2018

DE PECADOS Y SOBERBIAS


No me sorprendeis. Lo siento, pero sois incapaces de hacerlo desde hace ya muchos años. Habeis perdido esa capacidad que tanto admiro en las personas. Sois incapaces de despertar en mi un mínimo sentimiento de sorpresa, asombro, extrañeza, pasmo o perplejidad. Imagino que hubo un tiempo en que podiais hacerlo, pero en algún momento de mi deambular por este mundo bizarro esa capacidad se esfumó, como tantas otras cosas que vamos perdiendo por una simple cuestión de supervivencia, de plantar cara a este mundo bello y asqueroso a partes iguales. De presentar batalla cuando nos sabemos ante leyes inapelables que nada tienen que ver con los conceptos humanos de justicia o de equidad.

Se quien sois. Os conozco. Durante toda mi vida me ha tocado compartir espacio vital con vosotros. Hemos respirado el mismo aire. Sois los de la expulsión por protestar a Damir Desnica, sordomudo de nacimiento del Rijeka croata. Y los de Milán. Y los de Lisboa. Sois, eso hay que reconocéroslo, los únicos capaces de hacer que otros clubes millonarios como la Juventus de Turin, el Bayern de Munich, el PSG o el Manchester United sean vapuleados por el colectivo arbitral y tratados por la Federación con el mismo respeto con el que se trataría a una banda de chimpancés que se hubieran juntado para darle patadas a un balón a cambio de unos plátanos. Sois los mejores en lo que haceis. Vuestro gran mérito es el de hacer del expolio un arte, una habilidad que de no ser por la reiteración y el descaro, a día de hoy levantaría ya no pasillos, si no reverencias a vuestro paso.

Se os ve venir, más por el atronador ruido de vuestra arrogancia que por otras cualidades de las que alardeais pero que solo estan presentes en la letra de vuestro himno. Sois el noble y bélico adalid caballero del honor incapaz de permanecer en el campo cuando es el rival el que levanta el trofeo. El club castizo y generoso que ha hecho de la prepotencia de sus jugadores una seña de identidad. Se os ve venir hasta de perfil. Hemos visto muchas veces vuestra película, sabemos que os gustan los finales en los que el bueno mata al malo y acaba cabalgando hacia la puesta de sol; aunque al malo lo disparara por la espalda cuando salía del saloon, el caballo sea robado, y el sombrero se lo hayais ganado a algún infeliz jugando con cartas marcadas.

Y ahora os ofendeis, y os rasgais las vestiduras, y lanzais una cruzada para salvaguardar vuestro honor. Pero ya no engañais a nadie. No teneis credibilidad.

116 años robando. Vuestros triunfos; nuestras verguenzas.

Abraham Lincoln dijo en una ocasión: "Se puede engañar a algunos todo el tiempo, o a todos algún tiempo, pero nadie puede engañar a todos todo el tiempo". Se quien sois. Europa sabe quien sois. Y por cosas como las que ocurrieron hace un par de noches a 16 km de aquí con unos italianos, el mundo entero empieza a saber quienes sois.

Y ahora que ya os conocemos y que ahí fuera ya nadie se cree vuestra película...

En estos momentos en que media Europa os llama por vuestro nombre y os señala con el dedo...

Ahora que todos saben que el emperador está desnudo...

...decidme qué se siente



Resultado de imagen de real madrid robar solo robar

No hay comentarios:

Publicar un comentario